Fases de la Gestión del Cambio


viernes, 20 de enero de 2023

Por medio de cinco fases, las empresas pueden implementar los proyectos de Gestión del Cambio que necesiten aplicar. Es un trabajo que debe ser liderado por el área de Recursos Humanos, previa aprobación de la Alta Dirección.



Aunque el cambio es común y constante en cualquier organización, no es un tema que se debe tomar con ligereza. Se trata de establecer transformaciones que afectan directamente a los empleados, quienes, mientras más conscientes estén sobre la necesidad de que la empresa debe someterse a un cambio, más fácilmente formarán parte activa de este tipo de proceso en sus diferentes fases.

 

Fases de la Gestión del Cambio


Todas las modificaciones que se hacen a la estructura, a los procesos o a las políticas de cualquier empresa generan inquietud entre los colaboradores. Es necesario generar un flujo de información constante para compartir la necesidad del cambio organizacional y de lo que se espera. En este sentido, el proceso se pondrá en marcha realizando las siguientes fases:

 

Fase 1. Equipo de trabajo y objetivos

Para iniciar con el proceso de Gestión del Cambio, es necesario crear un equipo de trabajo compuesto por directivos de la organización, aunque siempre se asigna a una persona responsable por el proyecto. Luego, se deben definir los objetivos, teniendo en cuenta una visión de lo que se espera obtener al finalizar todo el proceso. Para ello, se debe dejar muy en claro cómo se va a poner en práctica la idea que se desea desarrollar.

 

Fase 2. Situación actual

Por medio de un estudio de posicionamiento, de un análisis FODA —Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas—, de un análisis de puestos de trabajo, de un cálculo y análisis de costos o de la aplicación de un software de evaluación del desempeño, es posible conocer la situación actual de la empresa. La fase es indispensable para estudiar la cultura organizacional y poder entenderla, con la finalidad de gestionar de manera correcta.

 

Fase 3. Plan de acción

Se deben definir cuáles serán las tareas a realizar, para poder planear las medidas más indicadas para llegar a la nueva visión de la empresa, como también los recursos disponibles para llevar a cabo el proceso y los plazos a cumplir. Para elaborar la guía, es necesario involucrar a los empleados en el diseño del cambio. A través de un Plan de Comunicación Interna se comparten los objetivos concretos que se desean alcanzar.

 

Fase 4. Implantación del cambio

Para poder llevar a cabo el paso, se requiere seleccionar a las personas que tendrán la responsabilidad de facilitar el cambio entre los grupos de trabajo. Deben ser líderes que tengan suficiente motivación para contagiar a los compañeros con las novedades de la empresa. Se pueden realizar pruebas piloto que sirven para introducir la nueva modificación poco a poco, además de la posibilidad de redefinir cualquier acción previa.

 

Fase 5.- Seguimiento y evaluación

Luego de implementar el cambio, es esencial efectuar una evaluación de los diversos indicadores que permitirán medir si el proceso ha sido efectivo o no. Como en todo proyecto, si no se realiza el seguimiento adecuado, será imposible conocer si se cumplieron los objetivos planteados en la primera fase. De esta manera, es posible decidir qué estrategias se seguirán para corregir cualquier desviación que se pudo haber producido.

 

Te interesa descubrir qué es la Gestión del Cambio Organizacional y su importancia

 

Elementos para la Gestión del Cambio


Para que cada una de las etapas pueda cumplirse cabalmente, es necesario que la Alta Dirección tenga una visión global de todos los elementos para la Gestión del Cambio y que pueda estar en concordancia con el trabajo que realiza el área de Recursos Humanos. En este sentido, dichos elementos se organizan en dos grupos, caracterizados por su naturaleza.

Por una parte, se encuentran los elementos que apoyan los cambios intangibles, para lo que se crean equipos de comunicación, de cultura y de liderazgo. Por otra parte, están las herramientas que la organización utiliza para ayudar a llevar a cabo un cambio tangible y que sirven para fijar los objetivos, medir el rendimiento, así como el aprendizaje, los reconocimientos y las recompensas.

 

Cuando una empresa logra identificar el factor de origen del cambio que necesita, puede centrarse en las interrelaciones que tiene con el resto de factores organizacionales. Esto puede significar el origen del cambio que se va a producir en la organización o un elemento que permite ayudar a que un cambio producido por otro factor tenga éxito.

 

Sigue leyendo y aprende ¿De qué trata el engagement laboral?

 

Aprende a gestionar el cambio con una Maestría en Recursos Humanos

 

En Guatemala tienes a disposición una serie de opciones para formarte y convertirte en un experto en la Gestión del Cambio, cursando una Maestría en Recursos Humanos. Los planes de estudio de estos programas ofrecen conocimientos actualizados, a través de las siguientes universidades en las que puedes estudiar a distancia:

 

Si lo prefieres, puedes acceder al listado completo de las Maestrías en Recursos Humanos que se encuentran registradas en nuestra base de datos. En este compendio de alternativas están disponibles opciones para estudiar a distancia y para estudiar de manera presencial.

 

¿Te interesa una Maestría en Recursos Humanos? Te invitamos a dejar tus datos en el formulario que se encuentra en esta página para que un asesor te contacte.





Obtén Información al Instante

Al solicitar informes autorizo a universidadesonline.com.gt, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a propuestas educativas relacionadas con cualquiera de las alternativas existentes en el territorio guatemalteco.